CISDE
Centro Integral de Salud Deportiva





    PREVIA CITA

     
     

     


     
     
     

    TERAPIA DE
    REHABILITACION FISICA
     
     
    MEDICINA DEL DEPORTE

    Electro-cardiograma en Reposo



    CERTIFICADO MEDICO DEPORTIVO

     
     
    VEN CON NOSOTROS Y 
    QUE NADA TE DETENGA.

     

     



     



    EPICONDILITIS

     


    También conocida como "codo del tenis". Es una lesión muy frecuente, dolorosa, rebelde e invalidante. Con frecuencia se constituye en un problema para el médico tratante, dada la rebeldía de la lesión, que suele mantenerse dolorosa pese a todos los tratamientos.
    El enfermo debe ser advertido desde el primer momento sobre los siguientes puntos:
    ·        Que no es una lesión grave, en el sentido que ponga en riesgo la función de la articulación.
    ·        Que es una patología traumática, en la mayoría de los casos; es muy rebelde, aun con buenos tratamientos.
    ·        Que obliga para su mejoría, a limitar o suspender la actividad de la articulación. Sin tratamiento o sin adecuado reposo, la lesión no mejora, y la sintomatología puede perdurar o agravarse durante muchos meses.
    ·        No son infrecuentes las recidivas, sobre todo si el paciente reanuda actividades violentas en forma prematura.
    Puede presentarse en forma insidiosa, lentamente progresiva, hasta llegar a una intensidad tal que llega a inhabilitar el movimiento del codo. Ocurre así en pacientes en los que por su trabajo (mecánicos, obreros, dueñas de casa, etc.) o por práctica intensa de deportes (tenis), realizan movimientos de prono-supinación generalmente con el codo extendido.  
    En ocasiones, el cuadro descrito se inicia bruscamente a raíz de esfuerzo físico violento, siempre en un movimiento de prono-supinación con codo en semi-flexión o extensión. Se trata, en realidad, de una epicondilitis traumática aguda, muy dolorosa e invalidante. 
     



     


    El dolor se intensifica al cargar un objeto pesado, y sobre todo al realizar movimientos forzados de prono-supinación. Se inicia en la región externa del codo y puede abarcar desde el epicóndilo e irradiarse por todo el borde externo del antebrazo, a lo largo de los músculos radiales.
    Los movimientos forzados de prono-supinación, la presión de la zona descrita durante el examen médico, exacerba el dolor.

    La etiopatogenia no es bien clara. Podría suponerse que hay lesión crónica, de desgarro o desinserción parcial de fibras músculo-tendinosas de los prono-supinadores y radiales a lo largo de su inserción en la extensa zona de la cara externa del codo y 1/3 superior del radio, debido a la acción violenta de prono-supinación del antebrazo contra una fuerza tenaz, o bien por la acción repetitiva del movimiento a lo largo del tiempo.
     
    © 2017 CISDE